El Bonsái tuvo su gran parada en Monumento a Montesinos

Comparte:

Por el Maestro José Rafael Sosa

El bonsai no el pasatiempo de cultivar árboles enanos. Es el arte de transformar la vida propia, amando la naturaleza. Santo Domingo fue la capital internacional del Bonsai el fin de semana…y casi nadie se dio cuenta.

Durante los dias del  jueves  21 al domingo 24, Santo Domingo fue la capital latinoamericana y del Caribe del Bonsai, con la presencia de  artistas internacionales ​ y nacionales que ofrecieron decenas de  talleres sobre este antiquísimo arte japonés junto a la mayor exposición de este arte montada en el país en un evento que impacta por la belleza y la armonía que de estas piezas, árboles vivos  entrenados para mostrar su belleza a partir de un tratamiento que en algunos casos tiene 30 y hasta 40 años.

Era XIV Congreso Internacional de Bonsai y Suseiski, en las tres plantas del Monumento a Fray Antón de Montesinos, en el cual se expusieron de más de 300 plantas entrenadas por artistas dominicanos.

Los expertos internacionales que estuvieron en el XIV Congreso, montado por la Federación Latinoamericana y Caribeña de Bonsai fueron: Carlos Tramujas (Brasil); Sergio Luciani (Argentina); Moacir Pereyra (Brasil); Enrique Castaño. (México); José O. Rivera y Pedro Morales (Puerto Rico); Václav Novak (República Checa) y Włodzimierz Pietraszko (Polonia).

También vinieron al país: Lee Cheol Ho (Corea); Kęstutis Ptakauskas (Lithuania) y Robert Kempinski.     Estados Unidos). Los artistas nacionales participantes fueron: Leonardo Pichardo y Robert Sandro Rivera.

La exposición

La exposición sorprendió a los espectadores que hicieron el recorrido por estas obras de un arte basado en el amor por la naturaleza.

Recorrer la exposición montada, en cada una de sus muestras, en cada receptáculo, en cada maceta, el espectador podía llenarse con la belleza, con imaginarse el trabajo que debe haberse desarrollado para lograr estos resultados. Lo que puede quedar como percepción, puede que nos sorprenda:

El bonsai es un arte y una técnica que cultiva la paciencia, el sentido de constancia, la persistencia en metas a largo plazo, el amor entregado a lo más simple cada día, la certidumbre de mejorar la condición personal por medio de la combinación de arte y naturaleza.

Este arte impulsa la actitud hacia las buenas acciones. Un practicante de bonsai, es un ser humano dotado de enorme capacidad de bondad, de entrega a los demás y practicante de la belleza.

El Bonsái es un arte que combina técnicas de horticultura y principios estéticos asiáticos en una forma única. El arte se originó en el imperio Chino y fue copiado y adaptado por los Japoneses a lo que hoy conocemos como Bonsái. Traducido literalmente “bon-sai” significa “plantado en un contenedor”.(1)

El bonsai no es un hobbie de cultivar árboles enanos, Es: el arte de transformar la vida propia, amando la naturaleza de forma especial.  Es una forma de vivir la existencia.  El bonsai es el arte aplicado al crecimiento personal y social. Es una filosofía que se vive por medio del cuidado de una de las expresiones más puras de la vida: los árboles.

Es una actividad terapéutica que ayuda a superar condiciones de salud, sobre psicológicas. Es​ una filosofía de vida, de identidad con la naturaleza que supera la definición de “la siembra de árboles enanos en una maceta”.

¿Qué es FELAB?

La Federación Latinoamericana y Caribeña del Bonsái y Suiseki (un arte vinculado a la observación de piedras y del cual escribiremos en otra oportunidad), también conocida por sus siglas como FELAB, es una entidad sin ánimo de lucro, constituida hace 30 años con el fin de promover el arte del bonsái en la región de Latinoamérica y el Caribe.

Está conformada por clubes y asociaciones y personas independientes, así como otras entidades públicas o privadas cuya actividad preponderante es la del arte del bonsái, en sus diversas modalidades. 

Pie de foto:

Ejemplos de bonsais que conformaron la exposición con motivo de celebrarse en el país el XIV Congreso Internacional del Bonsai y el Suiseki, en el Monumento Fray Antón de Montesinos.

La exposición de bonsai con motivo del XIV Congreso Internacional del Bonsai y el Suiseki, fue un espectáculo que llama a la reflexión acerca de lo que se hace para preservar la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *