Celebración de Semana Santa a la dominicana

0 0
Comparte:
Read Time:4 Minute, 15 Second

En la República Dominicana y algunos países caribeños, la tradición de la Semana Santa, es llevada en sus distintas manifestaciones y expresiones propia de su cultura como parte del sincretismo histórico que ha heredado el nuevo mundo producto del encuentro de culturas. A pesar de la juerga asociada con el Carnaval, el Miércoles de Ceniza, Viernes Santo y Domingo de Pascua suelen ser las ocasiones solemnes en República Dominicana.

El cristianismo y especialmente el catolicismo es la religión dominante en todo el Caribe. A medida que va pasando el tiempo, las expresiones religiosas y culturales para esta época, han ido desapareciendo, y los que sí guardan la tradición con mayor énfasis son las familias de clase media – baja, sobre todo muy marcado en los campos y pueblos del país. Sin embargo, el paso de la Semana Santa también puede ser una experiencia cálida y acogedora para los visitantes ya que las tradiciones locales le dan un giro tropical único en las celebraciones religiosas y seculares de la fiesta.

Celebración y Procesiones

La celebración de la Semana Santa en República Dominicana cuenta con procesiones que tienen lugar el Jueves Santo y Viernes Santo: la más popular es la enorme procesión que comienza en la Catedral del siglo 16 de Santa María la Menor, en Santo Domingo después de la misa de la mañana y los característicos desfiles, sus disfraces y figuras que representan a Jesús.

El carácter religioso es parte fundamental de la cultura dominicana para esta época, donde muchas personas realizan diversas creencias.

Décadas atrás, en los campos dominicanos practicaban el mutismo por algunas horas y la gente se retiraba a lugares apartados para estar en silencio y reflexionar.

Pero las creencias religiosas están acompañadas de prácticas tradicionales de esa época del año. Desde el inicio de la Cuaresma comienzan los ritos y tradiciones. Entre los que se destacan el no comer carne durante todos los viernes en un período dentro de los 40 días anteriores a la Pasión y Muerte de Jesucristo. La gastronomía también se destaca, ya que para esta temporada cristiana la comida del Viernes Santo se caracteriza por Arroz blanco y guándules guisados, pescado y ensalada o quienes prefieren el bacalao.

Veamos por días:

Jueves Santo

El Jueves Santo se realiza el recorrido de las siete iglesias, como una tradición que persiste en América Latina. Estas visitas están acompañadas de una oración en cada parada y simboliza el acompañamiento de los fieles a Jesús en cada uno de sus recorridos de la noche que fue apresado hasta su crucifixión.

También se realiza el lavatorio de los pies, reflejando esta acción realizada a los apóstoles, para finalizar con una misa. Esto se realiza en cada parroquia católica. (Fuente: aciprensa.com)

Viernes Santo

El Viernes Santo es el único día que no se realiza misa. Es el día en que Jesús de Nazaret es crucificado. Se hace el sermón de las 7 palabras. También el Vía Crucis o camino de la cruz, representando la vía dolorosa de Cristo en su crucifixión, desde el momento de su condenación hasta su resurrección. Los fieles escenifican a Jesús en la cruz durante una caminata por la comunidad.

Sábado Santo

La vigilia pascual se realiza este día en espera de la resurrección de Jesús el Domingo Santo. Algunas personas e iglesias amanecen, otras mantienen la vigilia hasta la 1 de la madrugada. Se hace la lectura de los 8 salmos.

Domingo Santo

Jesucristo de Nazaret ha resucitado. En el Domingo de Resurrección se hace una misa en la mañana celebrando la acción y la asunción al cielo de Jesús de Nazaret mientras se despide de sus apóstoles y de su madre.

Tradiciones gastronómicas

El primer domingo antes del inicio de la de la Semana Santa se conoce como “Domingo de Ramos” y los creyentes participan de las misas y cultos ofrecidos en las parroquias, para evocar la llegada de Cristo a Jerusalén. Allí sostienen pencas como lo hiciere el Hijo de Dios. Al día siguiente, Lunes Santo, se involucran en un proceso de “purificación personal”, para lo cual asisten a retiros espirituales, oran y se convierten en protagonistas de actividades caritativas organizadas en la comunidad.

Al recordar el sacrificio de Jesús para la humanidad, la reflexión es el mar en calma en el que se envuelven muchos cristianos de diferentes denominaciones. El Jueves se recrea la Santa Cena, ese famoso encuentro de Jesucristo y sus discípulos y que se relaciona con el lavado de pies, la traición de Judas Iscariote, la negación de Pedro y el arresto de el Salvador.

Con la fatídica limpieza de manos de Pilato el destino se selló el Viernes Santo, la meca de esta conmemoración, se crucifica a Jesús. La visita de los Siete Altares, actividad que los católicos no obvian, así como las Siete Palabras pronunciadas por Cristo en la Cruz.
Además, el vía crucis o representación de la caminata del Nazareno hacia el Calvario, es algo obligatorio del costumbrismo católico. El Sábado Santo continúan las actividades conmemorativas y las iglesias reciben con su encanto beatífico a las personas que siguen en reflexión.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: